soy-homosexual

Contarlo a la familia es una decisión personal y voluntaria que hay que sopesar según la situación real de cada persona, aunque lo ideal sería que todas las personas pudieran vivir su sexualidad abiertamente.

 

Por tanto, antes de tomar una decisión es necesario realizar algunas reflexiones personales:

 

  • ¿Te sientes cómodo/a con tu orientación sexual?
    Si tienes sentimiento de culpa y periodos de tristeza, quizá sea mejor posponerlo, ya que decirlo suele requerir mucha energía.
  • ¿Cuentas con el apoyo de otros/as?
    Por si la reacción de tus padres fuese negativa, deberías tener a alguien o algún grupo al cual puedas recurrir para buscar apoyo y fuerza emocional en esos difíciles momentos.
  • ¿Tienes suficientes conocimientos acerca de la homosexualidad/bisexualidad?
    Tu familia seguramente reaccionarán en base a la educación recibida y al concepto que tiene la sociedad o su círculo relacional al respecto. Si has realizado alguna lectura seria sobre el tema, podrás ayudarlos compartiendo información y estudios fiables.
  • ¿Cuál es el ambiente emotivo en el hogar?
    Es preferible escoger el momento adecuado para comunicarlo. Debe ser un momento en el cual la familia no se esté enfrentando a problemas graves.
  • ¿Puedes ser paciente?
    Tus padres pueden necesitar bastante tiempo para asimilar la noticia si no la había considerado antes de que la compartieras. Este proceso es muy personal y para algunas personas puede ser muy largo, durar meses o incluso años.
  • ¿Qué te motiva a hablar ahora?
    Lo ideal es que te motive el amor que sientes por tu familia y la incomodidad vivida por la distancia que existe entre vosotros. No utilices esta revelación porque estés enfadado/a durante una discusión, usando tu sexualidad como un arma.
  • ¿Tienes materiales disponibles?
    La homo/bisexualidad es un tema sobre el cual la población general no suele estar muy bien informada. Por lo que sería de gran ayuda tener a mano, por lo menos, unas de las siguientes informaciones: un libro dirigido a las familias, el número de teléfono de una persona de contacto de una asociación de padres y madres con hijos LGTB o el nombre de un terapeuta que pueda tratar el tema de una manera adecuada.
  • ¿Dependes económicamente de tu familia?
    Si sospechas que tu familia puede llegar a retirarte el apoyo económico para tus estudios u obligarte a salir de casa, deberías considerar si es preferible esperar a que no tengan ese control económico sobre ti.
  • ¿Cómo te llevas generalmente con tu familia?
    Si siempre te has llevado bien con tu familia y siempre os habéis demostrado vuestro cariño y respeto, probablemente, podréis tratar este asunto de una manera positiva.
  • ¿Estás decidiendo esto tú mismo/a?
    No te sientas presionado a hacerlo si no estás seguro/a de que va a ser beneficioso para ti (sea cual sea la reacción que recibas).

Si tienes alguna duda, quieres hacerme un comentario o quieres recibir  atención personalizada puedes ponerte en contacto conmigo en info@mmartinezpsicologa.com

 

Bibliografía: Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.