amor-enamoramiento

El Día de San Valentín es una celebración tradicional anglosajona en la que las parejas de enamorados expresan su amor y cariño. Aprovechando el día de los enamorados, reflexionaremos sobre el enamoramiento y el proceso por el cual se convierte en amor.

¿Por qué se celebra el 14 de febrero? ¿Quién era San Valentín?

San Valentín era un famoso sacerdote que vivió en Roma y fue ejecutado por el emperador Claudio II el 14 de febrero del 270.

 

En aquella época el emperador creó una ley que prohibía el matrimonio para los soldados jóvenes, ya que consideraba que la vida en pareja disminuía las habilidades para el combate y su valor.

 

Entonces San Valentín empezó a celebrar matrimonios cristianos de manera clandestina, hasta que fue descubierto y capturado.

¿Es lo mismo enamoramiento y amor?

La respuesta es no y ahora explicaré el porqué. El enamoramiento es transitorio y aparece al inicio de una relación. Se produce cuando conoces a alguien que te atrae, no puedes dejar de pensar en él, cuando estáis juntos el tiempo vuela y sientes que os comprendéis a la perfección.

 

Es un sentimiento desmedido, apasionado, vibrante, capaz de ilusionar y defraudar, fuente de satisfacciones y amarguras… que puede transformarse en amor.

 

El amor es distinto, supone atravesar el enamoramiento y ver a tu pareja tal y como es. Es una sensación de plenitud y comunicación menos efusiva y más íntima, más sólida. Es más estable, duradero y plácido.

Modalidades de enamoramiento

Existen nueve modalidades de enamoramiento:

  • Idealización: Consiste en otorgar a una persona, normalmente un ídolo lejano, características que le convierten en alguien superior y distinto al resto. Este tipo de enamoramiento suele acabar en desilusión, ya que la proximidad física y el paso del tiempo defrauda las expectativas idealizadas.
  • El ligue: Este tipo de enamoramiento se basa en la accesibilidad de la persona, se apoya en la facilidad de obtener una relación sexual sin expectativas de continuidad por ambas partes. Esta vía parece la más superficial porque solo requiere deseo sexual y atractivo físico.
  • El flechazo:Es poco frecuente y hace referencia al enamoramiento repentino y muy emocional. Las personas implicadas se sienten protagonistas de una historia excepcional, única e irrepetible. Es una de las vías más seguras para transformar el enamoramiento en amor por el deseo de continuidad.
  • La sinergia: Cuando están juntos notan que su compañía genera una energía positiva beneficiosa para ambos, que les causa satisfacción interior y comodidad relacional.
  • La aventura: Este tipo de enamoramiento necesita una serie de requisitos: circunstancias distintas a las cotidianas (vacaciones, viajes…); percepción de ambos de que la situación es excepcional e irrepetible y que se tiene que consumar en ese momento, ya que en el futuro no será posible; tolerancia respecto a los compromisos o ataduras sentimentales previas; y pacto implícito o explícito de que la relación no irá más allá del marco, momento y situación que lo ha desencadenado.
  • La admiración:Se atribuyen grandes valores a una persona cercana que ejerce su influencia desde un poder económico, profesional o intelectual. Cuanto más reales sean estos valores más fácil será que evoluciona hacia una vivencia amorosa.
  • El consuelo:Se origina porque una de las partes o ambas necesitan curar una herida afectiva causada por un fracaso sentimental anterior.
  • La compañía: Nace entre personas cercanas sin atracción física previa. Se puede producir de dos maneras. Cuando una de las partes, al no ser correspondido, se mantiene como compañero hasta que después de un tiempo, y gracias a la calidad de la relación la otra persona empieza a sexualizar el sentimiento. O bien, cuando no existe interés sexual pero el trato cotidiano hace que nazca un sentimiento de valoración que evoluciona hasta un enamoramiento sinérgico.
  • La limitación: Aparece no porque las personas se gusten de entrada, sino porque toman conciencia de que su nivel de aspiraciones y posibilidades les deja poco margen para elegir candidatos más atractivos.

¿Cómo se convierte el enamoramiento en amor?

A modo de orientación, se puede considerar que la necesidad afectivo-sexual de la persona activa los mecanismos de seducción y genera contacto con otra persona. Si el atractivo de esta persona llama la atención de la otra puede surgir el enamoramiento.

Cuando el enamoramiento es por ambas partes, se establece una relación pasional-amorosa que implica gran expresividad sexual. Si este vínculo es vivido como digno de mantenerse en el tiempo, entonces el enamoramiento inicial se consolida convirtiéndose en amor. En caso contrario la fase pasional se agota y el enamoramiento decae hasta disiparse.

Bibliografía: El arte de enamorar (Antoni Bolinches)

Si la información de este artículo se te ha quedado corta quieres hacerme un comentario o necesitas iniciar una terapia psicológica en Barcelona u online ponte en contacto conmigo. 

 

¡Estaré encantada de ayudarte! 


Contacta conmigo y cuéntame cómo puedo ayudarte

¡Un abrazo y nos vemos en el próximo post!

suscripción blog

¿Tus relaciones sexuales NO son como te gustarían?

 Suscríbete ahora para estar al día de todo. Además recibirás mi GUÍA PRÁCTICA para que descubras cómo mejorar tus relaciones sexuales. 

¿Te la vas a perder?


¡ Quiero SUSCRIBIRME !

AVISO LEGAL

POLÍTICA  DE PRIVACIDAD

POLÍTICA DE COOKIES

CONTACTO