Es habitual que. en algún momento de nuestra vida, nos encontremos con problemas sexuales que nos impiden disfrutar de las relaciones sexuales y nos generan un importante malestar, tanto en la relación de pareja como en nuestro propio bienestar personal. 

 

Tu sexualidad debería ser algo que te divirtiera y te aportara placer. Sin embargo, cuando existen dificultades en cualquier momento de la relación sexual, en lugar de disfrutar de ella, la sexualidad se convierte en un problema. 

 

Y seamos sinceros… si estás aquí es porque quizás tus relaciones sexuales necesitan un cambio.

Problemas sexuales

¿Cuáles son los problemas sexuales más comunes?

problemas sexuales masculi

Problemas sexuales en los hombres

problema

Problemas sexuales en las mujeres

Falta de deseo sexual

 

Dificultad para llegar al orgasmo 

 

Dolor en las relaciones sexuales

 

Contracción musculatura vaginal que impide la penetración

 

Evitación relaciones sexuales

 

Problemas para aceptar la orientación sexual

 

Relaciones sexuales traumáticas

 

terapia de pareja

Problemas sexuales en la pareja

Relaciones sexuales monótonas o rutinarias

 

Pérdida de ilusión y satisfacción

 

Problemas acoplamiento sexual (iniciativa, frecuencia, prácticas sexuales…) 

 

Falta de comunicación sexual

 

Cambios vitales que afectan a la sexualidad 
(embarazo, paternidad/maternidad, 
menopausia, enfermedades, jubilación…)

 

Protocolo de seguridad covid-19

Debido a la situación actual, te recomiendo que valorares la opción de realizar terapia online para así evitar desplazamientos y, entre todos, poder controlar la propagación del Covid-19. 

 

Si te es imposible hacer las sesiones online por privacidad o cualquier otro impedimento, algunos días puntuales realizaré terapia presencial para que todo el mundo pueda ser atendido. 

 

Para la tranquilidad de todos, el centro donde visito ha adoptado las siguiente medidas higiénicas y de seguridad siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias.  

La terapia sexual como solución a los problemas sexuales

La terapia sexual te ayuda a hacer más sencillo lo que, aparentemente, es complicado. El objetivo es que te escuches, conectes contigo mismo y tu placer para que puedas disfrutar de esta esfera tan íntima de tu vida.

Si estás leyendo esto, quizás necesites un apoyo externo, un especialista en sexología que te lleve de la mano. Alguien con quien puedas construir un vínculo de confianza y que te guíe, paso paso, para que vivas tu sexualidad de la manera que tú decidas. 

 

Con la terapia sexual conseguirás...

¿Para quién es la terapia sexual?

Te adelanto que la terapia sexual no es para todo el mundo:

Este servicio ENCAJA contigo si…

Si te sientes identificad@ …

¡Estaré encantada de trabajar contigo!

 

Este servicio NO es para ti si…

 

Si te sientes identificad@…

Lo siento, no puedo ayudarte

¿Cómo funciona la terapia sexual?

Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber antes de venir a consulta : 

En general, tendemos a subestimar e ignorar, muchas veces por vergüenza, la gravedad de los problemas sexuales. 

 

Si algo te está pasando es mejor que inicies la terapia sexual lo antes posible. Si has intentado solucionar la disfunción sexual, pero ves que no lo logras, esperar a que se resuelva por sí sola, sólo produce que el problema se cronifique y enquiste.

Cuánto más tiempo dejes pasar, más difícil será resolver tu dificultad sexual.

Cada persona es diferente y la duración del tratamiento también. Depende del motivo de consulta, la gravedad del problema, la duración previa del problema sexual, el tiempo que necesites para asimilar los cambios que se producen en el proceso terapéutico…


Si estás dispuesto a poner en marcha pequeños cambios y asistes regularmente a las sesiones una media de 10-12 sesiones serán suficientes.

 

En todo caso, siempre eres tú quien decide cuándo finaliza el tratamiento.

 

 Siempre recomiendo que, al inicio las sesiones tengan una frecuencia semanal para poder evaluar en profundidad qué está sucediendo y avanzar más rápido.


A medida que vas progresando, las sesiones se van espaciando a quincenales, mensuales… y así hasta que no tengas que venir más. Todo esto lo iremos acordando en las sesiones.  


De todas formas esta frecuencia no es imprescindible y, si prefieres empezar quincenalmente, no hay problema.

 La mayoría de personas que atiendo, no han ido nunca antes a una sexóloga y suelen llegar inquietas por enfrentarse a una situación desconocida y para hablar de un tema tan íntimo como la sexualidad.

 

Esta primera sesión  tiene dos objetivos: 

 

El primero, y para mí fundamental, es que te sientas cómodo y comprendido en todo momento. No te voy a juzgar ni a emitir juicios que valoren lo “correcto e incorrecto”, sino a ponerme en tu lugar.

 

Te ofrezco un espacio íntimo y de respeto, dónde te sientas seguro, escuchado y apoyado para que puedas reflexionar y expresarte con sinceridad y sin miedos.  

 

El segundo objetivo es conocerte mejor para poder entender qué te está sucediendo y cuáles son tus necesidades. Para ello hablaremos de ti, de lo que te preocupa en este momento, de lo que has intentado hasta ahora para resolver el problema sexual, de tu historia sexual, tus experiencias vividas….

 

Con toda esta información ya podremos comenzar a entender qué sucede y empezar a buscar nuevas formas de afrontar las situaciones que te inquietan.

Las sesiones de terapia sexual tienen una duración de una hora.  

 

Te recomiendo que llegues puntual a las visitas para que puedas aprovechar el tiempo al máximo.

Como te sientas más a gusto. No es imprescindible que tu pareja venga a la primera visita.

 

No obstante, dado que las relaciones sexuales las tienes con tu pareja  siempre recomiendo, en algún momento de la terapia, hacer una sesión conjunta para conocernos, compartir y ver cómo está viviendo todo el proceso terapéutico. Son sesiones muy beneficiosas para la relación de pareja. 

 

Si tu pareja no quiere venir, no te preocupes, empieza tú. Lo importante es no dejar pasar más tiempo y ponerte en marcha para resolver aquello que te preocupa.

Como psicóloga, tengo la obligación de mantener la discreción y el secreto profesional, debido a lo que estipula tanto la Ley de Protección de datos como el código deontológico del Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña.

Es importante que si cancelas o cambias una sesión lo hagas con la mayor anticipación posible para que pueda asignar esta hora de consulta a otra persona.

 

Si anulas la visita con 24 horas de antelación, no pasa nada, la reprogramamos para otro día. 

 

Si me avisas el mismo día tendré que cobrarte el 50% de la visita.  Esto es debido a que he reservado un tiempo, que sólo es para ti.

Esperar a que las cosas se solucionen por sí solas es dejar en manos del otro tu propio placer y cruzar los dedos para que tu relación de pareja sobreviva.

 

Cada día tengo la oportunidad de conocer y ayudar a personas como tú, con tus mismas preocupaciones. Y estoy convencida que ahora es el momento perfecto para tomar una decisión. La decisión de dejar de ser espectador y convertirte en el protagonista de tu vida sexual.

Precios terapia sexual

Precio: 60 euros por sesión.

 

Duración: 60 minutos.

Forma de pago: En efectivo después de la sesión. 

Frecuencia de las sesiones: Se recomienda que las primeras sesiones sean semanales (2-3) para luego ir espaciándolas a quincenales y mensuales (se valorará en cada caso). 

 

Cancelaciones : Si anulas la visita con 24 horas de antelación, no pasa nada, la reprogramamos para otro día. 

 

Si me avisas el mismo día tendré que cobrarte el 50% de la visita.  Esto es debido a que he reservado un tiempo, que sólo es para ti.

Precio: 80 euros por sesión.

 

Duración: 60 minutos.

 

Forma de pago: En efectivo después de la sesión. 

 

Frecuencia de las sesiones: Se recomienda que las primeras sesiones sean semanales (2-3) para luego ir espaciándolas a quincenales y mensuales (se valorará en cada caso). 

 

Cancelaciones : Si anulas la visita con 24 horas de antelación, no pasa nada, la reprogramamos para otro día. 

Si me avisas el mismo día tendré que cobrarte el 50% de la visita.  Esto es debido a que he reservado un tiempo, que sólo es para ti.

Esta tarifa es para personas menores de 30 años:

Precio:  50 euros por sesión.

 

Duración: 60 minutos . 

 

Forma de pago: En efectivo después de la sesión. 

 

Frecuencia de las sesiones: Se recomienda que las primeras sesiones sean semanales (2-3) para luego ir espaciándolas a quincenales y mensuales (se valorará en cada caso).

 

Cancelaciones : Si anulas la visita con 24 horas de antelación, no pasa nada, la reprogramamos para otro día. 

 

Si me avisas el mismo día tendré que cobrarte el 50% de la visita.  Esto es debido a que he reservado un tiempo, que sólo es para ti

Esta tarifa es para personas menores de 30 años:

 

Precio:  60 euros por sesión. 

 

Duración: 60 minutos . 

 

Forma de pago: En efectivo después de la sesión. 

 

Frecuencia de las sesiones: Se recomienda que las primeras sesiones sean semanales (2-3) para luego ir espaciándolas a quincenales y mensuales (se valorará en cada caso).

 

Cancelaciones : Si anulas la visita con 24 horas de antelación, no pasa nada, la reprogramamos para otro día. 

 

Si me avisas el mismo día tendré que cobrarte el 50% de la visita.  Esto es debido a que he reservado un tiempo, que sólo es para ti

¿Qué opinan los pacientes de la terapia sexual?

Gracias a diversas herramientas pudimos salir un poco de la rutina en el tema sexual.

«Lo que más me ha ayudado de la terapia ha sido hablarlo con alguien que no fuera mi pareja para tener otro punto de vista, pero con la confianza de que no se lo contará a nadie.

 

Aunque me diese vergüenza hablar, soy bastante tímida, ha sido mejor de lo que creía.

 

Me llevo las herramientas para no hacer lo mismo y para no sentirme obligada a hacer nada que no quiera.

 

Te recomendaría por la comodidad y confianza que desprendes, es fácil hablar contigo, pero hay que abrirse. Si te quedas como un mejillón cerrado no puedes avanzar»

 

(Terapia sexual : Falta de deseo sexual)

Sentirme liberada del peso de la situación en que estaba, y tener más confianza en mí misma

“Con la terapia me he dado cuenta de que ningún problema que creas que tengas es imposible de solucionar.

 

Me ha ayudado mucho el trato cercano y el saber que no eres la única persona que está en esa situación, aparte de los ejercicios que han servido para solucionar el problema.

 

Nunca había ido a terapia, así que no tenía ninguna idea en la cabeza de cómo seria, pero con el paso de las sesiones me ido sintiendo cada vez más cómoda.

 

He notado que tengo una mayor confianza y autoestima sobre mi cuerpo. 

 

Te recomendaría por el trato cercano y la profesionalidad«.

(Terapia sexual : Vaginismo)

Aprender a ver la sexualidad de una forma distinta


«La terapia sexual ha sido algo distinta de lo que me esperaba. No me he sentido nada juzgado, más bien lo contrario, me ha servido para relajarme, para bajar la tensión que existía con mi pareja.

A partir de ahora no voy a agobiarme, voy a exponer la situación en pareja, sincerarnos, buscar soluciones conjuntas, sin exigencias de resultados inmediatos.

 

Te recomendaría porque transmites tranquilidad, observas y opinas lo justo en el momento adecuado. El clima de confianza y confort es óptimo». 

 

 

(Terapia sexual : Disfunción eréctil)

Veo el placer como algo malo, causándome miedo al placer sexual

“He aprendido a permitirme placeres que a veces restringía por considerar que eran una pérdida de tiempo.

Me he dado cuenta que veo el placer como algo malo o inútil, llegando esto a causarme miedo al placer sexual.

Me ha ayudado mucho tu capacidad para mostrarme todo esto de una manera progresiva y sencilla, lo que me ha permitido entender qué me pasa y verlo con claridad.

Me has hecho sentir muy cómoda para hablar de temas que me resultaba complicado hablar y también el hecho de hablar sobre algunas experiencias pasadas y analizarlas me ha ayudado a superarlas”.

(Terapia sexual: Dificultad par conseguir el orgasmo)

Medidas higiénicas y de seguridad para la atención presencial

 

Dada la situación actual recomiendo, en la medida de lo posible realizar las sesiones de terapia online para evitar desplazamientos y contagios. 

 

No obstante, desde la dirección del centro donde trabajo y, con previsión de reanudar las visitas presenciales a partir del 18 de mayo, hemos adoptado diferentes medidas higiénicas y de seguridad para la tranquilidad de todos.  

guía práctica cómo mejorar relaciones sexuales gratis

¿Tus relaciones sexuales NO son como te gustarían?

 Suscríbete ahora para estar al día de todo. Además recibirás mi GUÍA PRÁCTICA para que descubras cómo mejorar tus relaciones sexuales. 

¿Te la vas a perder?