disfunción eréctil

¿Crees que sufres de disfunción eréctil o impotencia? ¿Consigues buenas erecciones pero te cuesta mantenerlas o las pierdes en el «momento» preservativo o justo antes de penetrar?

 

¿En un encuentro sexual perdiste o no conseguiste la erección y, desde ese día, las erecciones no son como antes?

 

¿Estás desesperado porque ya no sabes qué hacer y tus problemas de erección están destruyendo tu vida sexual y de pareja?

Si te has sentido identificado con alguna de las situaciones anterior, sigue leyendo porque este artículo te interesa.

Definición

La difunción erécil o impotencia se define como «la incapacidad para conseguir y/o mantener una erección con la suficiente rigidez como para llevar a cabo relaciones sexuales satisfactorias.

¿ Es un problema sexual masculino frecuente?

En España se calcula que la disfunción eréctil o impotencia afecta al 20% de los hombres, es decir, a 1 de cada 5. Por lo que es un problema sexual más común de lo que solemos pensar.

¿ A qué edad afecta la disfunción eréctil a los hombres?

Es cierto que la frecuencia de la disfunción eréctil o impotencia aumenta con la edad llegando hasta un 49% a partir de los 60 años.

 

 

Con el paso del tiempo, tu sexualidad va a ir transformándose. De la misma forma que con 60 años no subes las escaledar de 2 en 2 o a la misma velocidad que cuando tenías 20 años, con la respuesta sexual va a pasar lo mismo.

 

 

A partir de los 50 años, es normal que se produzcan cambios en tu respuesta eréctil: erecciones menos rígidas y estables, mayor necesidad de un estímulo directo y continuado para mantener la erección, menos erecciones nocturnas y matutinas…

 

 

Además, a mayor edad, más enfermedades crónicas, más medicación y más factores influyen en tu respuesta eréctil.

 

De todos modos, este no es un motivo para que renuncies a las relaciones sexuales, si adaptas la sexualidad a tus condiciones actuales, podrás disfrutar de ella toda la vida, aunque de forma distinta.

 

 

Por otro lado, también hay muchos jóvenes con disfunción eréctil e impotencia que, habitualmente, se deben a factores psicológicos como la ansiedad que les impiden relajarse y disfrutar.

 

 

 

¿Por qué ocurre? Las causas de la disfunción eréctil

No es necesario que busques motivos graves para tener problemas de erección.

 

Basta con que sufras estrés, estés cansado, tengas mucho trabajo, discutas con tu pareja, hayas bebido unas copas de más, te pongas nervioso ante una primera relación sexual…

 

Incluso a veces, el simple pensamiento de que no vas a conseguir la erección es suficiente para que no la consigas o la pierdas.

 

Causas físicas

  • Enfermedades crónicas: hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares, insuficiencia hepática...
  • Trastornos hormonales
  • Medicamentos: como los antidepresivos, los antihistamínicos, los fármacos para la presión arterial alta...
  • Medicamentos: como los antidepresivos, los antihistamínicos, los fármacos para la presión arterial alta...
  • Consumo de alcohol, tabaco y drogas

Causas psicológicas

¿Cuando consultar a un sexólogo por un problema de disfunción eréctil?

De la pérdida de erección a la disfunción eréctil o impotencia

 

La mayoría de los hombres tienen la idea de que, el pene tiene que estar siempre dispuesto, en cualquier situación y momento con una erección fuerte e inmediata.

 

La «supererección» se ha convertido en un fantasma que ronda la mente masculina y que genera, en la mayoría de hombres ansiedad y preocupación si detectan que su erección no responde a esta expectativa.

 

La realidad es que en algún momento de tu vida sexual vas a tener problemas para mantener o conseguir la erección, y esto no significa que tengas una disfunción sexual.

 

No eres una máquina, por lo que tus erecciones no van a ser igual en todas las situaciones y mucho menos con el paso del tiempo.

 

Si un día tienes problemas porque no aparece o pierdes la erección y lo vives como un fracaso personal («has fallado», «no funcionas»), te afecta a la autoestima, o crees que estás perdiendo facultades… es probable que el episodio se repita y acabes teniendo un problema de disfunción eréctil.

 

Después de una experiencia sexual negativa, es normal que la idea de que te vuelva a pasar ronde tu mente y estés atento a cómo reacciona tu pene en cada momento (te observas) para comprobar si la pérdida de erección fue algo pasajero o definitivo.

 

Para tener una buena erección tienes que estar centrado en los estímulos eróticos, si estás pendiente del grado de erección, se generará una ansiedad que seguramente hará que se repita la pérdida de erección. Y de este modo entrarás en un círculo de ansiedad del que es difícil salir.

 

¿Cómo detectar la disfunción eréctil? Los síntomas

A continuación te voy a dar una pequeña guía para que detectes cuándo la disfunción eréctil o impotencia es debida a factores psicológicos y, por tanto, el sexólogo es el profesional que te va a poder ayudar.

  • En las masturbaciones no tienes ningún problema de erección.
  • Tienes erecciones nocturas y matutinas
  • Tienes miedo a que te vuelva a pasar y ya estás nervioso antes de empezar las relaciones sexuales.
  • Estás más pendiente del grado de erección que de disfrutar con tu pareja.
  • Tienes miedo a que tu pareja no esté satisfecha y eso te produce mucha presión.
  • Te pasa con algunas parejas sexuales, pero con otras no.

¿Cómo solucionar los problemas de erección? Tratamiento

Si no disfrutas de tus relaciones sexuales y tus problemas de erección te están afectando en el ámbito personal y de pareja, ha llegado el momento de dar el paso y que acudas a terapia sexual para solucionar la disfunción eréctil.

¿Cómo te puede ayudar la terapia sexual?

  • Entenderás qué te está ocurriendo y por qué.
  • Cambiarás la forma de vivir tu sexualidad, definiendo cómo la quieres vivir y adaptándola a tus necesidades y deseos.
  • Aprenderás que la satisfacción es algo más que penetración.
  • Aumentarás la confianza en ti mismo y en tus erecciones, potenciando tu autoestima sexual.
  • Aprenderás estrategias para resolver la impotencia o disfunción eréctil
  • Incrementarás la complicidad con tu pareja.

Opiniones pacientes con disfunción eréctil o impotencia

Pensar menos y conectar con el lado instintivo

“He mejorado la confianza y el autocontrol. Y hemos deconstruído muchos mitos.

 

Me he dado cuenta de que todo es un proceso mental, se trata de pensar menos y conectar con el lado más instintivo.

 

Me he sentido muy cómo durante todo el proceso. Te recomendaría por el trato y la profesionalidad”.

 

(Terapia sexual : Disfunción eréctil)

Una guía clara, cercana y amigable

“La terapia me ha servido para darme cuenta que tenía creencias erróneas acerca de la sexualidad.

 

Durante el proceso me has hecho de espejo, mostrando nítidamente  mi forma de proceder en el contexto sexual.

 

Has sido una guía cercana, clara y amigable de forma que fue fácil establecer un diálogo que me ha permitido conseguir llegar a un punto de satisfacción muy alto en mis relaciones».

 

(Terapia sexual: Disfunción eréctil)

Si necesitas hacerme alguna pregunta sobre tus problemas sexuales o quieres iniciar una terapia sexual en Barcelona u online ponte en contacto conmigo. 

 

¡Estaré encantada de ayudarte! 

¡Un abrazo y nos vemos en el próximo post!

suscripción blog

¿Tus relaciones sexuales son como te gustarían?

 Suscríbete ahora para estar al día de todo. Además recibirás mi GUÍA PRÁCTICA para que descubras cómo mejorar tus relaciones sexuales. 

¿Te la vas a perder?