dogging

En este artículo me gustaría presentarte el dogging, una práctica sexual relativamente reciente.

 

El término dogging surgió en Inglaterra en los años setenta para describir a los hombre que aprovechaban el momento de pasear al perro para espiar a las parejas que tenían sexo al aire libre, concretamente en la calle o en los parques.  

 

¿Qué es el dogging?

El dogging es una práctica sexual que consiste en tener relaciones sexuales con anónimos, es decir, con personas desconocidas en lugares públicos como en parques, playas, bosques, coches, baños públicos… donde las personas puede mirar o bien participar según sus gustos.

 

Es una práctica sexual que combina el sexo al aire libre (lugar dónde se lleva a cabo), voyeurismo (las personas se miran), swinging (puede haber intercambio de parejas) y el uso de las nuevas tecnologías (para organizar las sesiones).

¿Cuál es la diferencia entre el dogging y el cruising?

Cruising y dogging son dos términos que se refieren a la misma práctica sexual, la diferencia está en la orientación sexual de las personas que lo practican.

 

El cruising hace referencia a personas homosexuales y el dogging a personas heterosexuales.

¿Qué perfil tienen quienes los practican?

El perfir del «dogger» suele ser una pareja heterosexual, entre 30 y 50 años, a quienes les gusta el sexo liberal y el exhibicionismo. 

 

Respecto al perfil del «voyerur«, el que mira, suele ser un hombre maduro, de clase media y casado.

¿Cómo son las sesiones?

En primer lugar, se realizar el contacto con un grupo de dogging mediante Internet a través de foros dedicados exclusivamente a esta práctica.

 

En estos foros se fija el lugar y la hora para llevarla a cabo, difundiéndose a los interesados en participar e intentando que tanto las parejas doggers como los voyeurs estén equilibrados.

 

Después se hace uso del email o whatsApp para comunicar cualquier cambio de última hora e incluso para intercambiar fotos.

 

Existe una modalidad virtual, más segura ya que es menos arriesgada y consiste en participar visualmente a través de móviles iPads u otros dispositivos con cámara.

 

El coche es uno de los lugares más utilizados y existen códigos propios para indicar a los voyeurs como quieren que participen, si de forma activa o pasiva.

¿Cuáles son estas señales?

Si se encienden las luces interiores y/o exteriores de forma intermitente significa que las personas del coche son doggers.

 

Si dejan la luz interna encendida indica que desean ser observados.

 

Si dejan entreabierta la ventana del coche significa que permiten mirar e incluso tocar.

 

Si dejan abierta la puerta del coche significa que invitan a participar, aunque también pueden utilizar la forma verbal para invitar.

Seguridad en el Dogging

Esta práctica es de alto riesgo porque se pueden producir robos, asaltos e incluso agresiones sexuales. Por tanto, me gustaría dar unos consejos de seguridad:

  • No acudir a estas sesiones con objetos de valor o guardarlos en un lugar seguro antes de empezar.
  • Evitar llevar cualquier identificación con la que te puedan localizar después como móviles, agendas o tarjetas.
  • De vuelta a cada es preferible no tomar la ruta directa y dar un rodeo por si alguien os sigue, así nadie sabrá dónde vives.

Código de conducta

También existe el siguiente código de conducta:

  • Hay que ir preparado para practicar sexo seguro, ya que al ser los participantes son desconocidos se hace imprescindible el uso del preservativo para evitar tanto el embarazo como el contagio de una infección de transmisión sexual.
  • Mantenerse alejado de la vista de menores y otras personas que pueden asustarse o denunciarnos.
  • La prioridad es para el que llegue primero, por tanto no se debe obstaculizar la vista a otros doggers.
  • Si no hay una invitación a participar, sólo se puede mirar.
  • Cuida tu aspecto, tu higiene y tu presencia, tendrás más posibilidades de que te inviten.
  • Protege el anonimato de los demás, la intimidad de otros participantes nunca se compromete.
  • Respeta la propiedad pública y privada, cuida el entorno donde se producen los encuentros.
  • El dogging debe practicarse de forma libre y consentida, debes denunciar cualquier caso de coacción o abuso.
  • Cuidado si estás en otro país, sus leyes al respecto podrían ser diferentes y buscarte un problema.

Si necesitas hacerme alguna pregunta sobre tus problemas sexuales o quieres iniciar una terapia sexual en Barcelona u online ponte en contacto conmigo. 

 

¡Estaré encantada de ayudarte! 

¡Un abrazo y nos vemos en el próximo post!

suscripción blog

¿Tus relaciones sexuales NO son como te gustarían?

 Suscríbete ahora para estar al día de todo. Además recibirás mi GUÍA PRÁCTICA para que descubras cómo mejorar tus relaciones sexuales. 

¿Te la vas a perder?